sábado, 11 de agosto de 2012

El bisonte




El bisonte

Montañoso, abrumado, indescifrable,
rojo como la brasa que se apaga,
anda fornido y lento por la vaga
soledad de su páramo incansable.
El armado testuz levanta. En este
antiguo toro de durmiente ira,
veo a los hombres rojos del Oeste
y a los perdidos hombres de Altamira.
Luego pienso que ignora el tiempo humano,
cuyo espejo espectral es la memoria.
El tiempo no lo toca ni la historia
de su decurso, tan variable y vano.
Intemporal, innumerable, cero,
es el postrer bisonte y el primero.

Jorge Luis Borges

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Appгеciation to mу fathеr who tоld me
abоut thiѕ wеbsitе,
this web ѕіte is гeally amazing.

my sіtе - cialis generique

Tras la senda de los ancestros dijo...

Hola, nos alegra de que te guste la web.

Saludos fuertes.