Más información nos pueden escribir a nuestro E-mail mysticaldream@hotmail.es o llamar al teléfono 629189982

martes, 30 de junio de 2015

Animales sagrados de los pueblos nativos de norteamerica: el lobo y el águila (parte 2)



  

El Lobo (Canis lupus)



Todo lo abominable, como la sed de sangre, la traición, la cobardía se ha atribuido al lobo por la mente popular. Sin embargo, este cánido salvaje, por ser un animal social, resulta sumamente cooperativo, rígidamente jerarquizado e inteligente. Los lobos adoptan a los cachorros que quedan huérfanos, alimentan comunitariamente a las hembras lactantes y a las crías, reparten sin violencia las presas que capturan y para los cachorros, manifiesta el lobo la misma ternura y vigilancia.

Habría que remontarse al Paleolítico para bucear en el origen de las relaciones entre el hombre y el lobo, dos cazadores se repartían  el gran tesoro de proteínas vivientes. Eran dos cazadores sociales, comunitarios, jerárquicos. Ambos vivían en clanes que podían alcanzar más de cincuenta individuos, ambos poseían finos medios de comunicación, ambos podían abatir desde el gran bisonte a la pequeña liebre gracias al trabajo combinado de varios miembros del grupo.

En los animales sociales, el bien común importa más  que las ventajas del individuo. En los lobos son los líderes lo que toman las determinaciones en todas las acciones vitales para el grupo, particularmente los desplazamientos, las rutas a seguir, la elección de las presas y la estrategia de la caza. Los lobos de rango inferior, obedecen.





Los lobos recorren a diario grandes distancias, entre 50 y 70 kilómetros por día. En lo que podríamos llamar sus expediciones, puesto que fundamentalmente están determinadas por la búsqueda de piezas de caza. Esta movilidad infatigable del lobo es un de sus características más llamativas y responde perfectamente a la reciedumbre de su constitución física. (Enciclopedia Salvat de la Fauna)

Por todas estas características,es normal que los nativos de aquellos territorios vieran en el lobo cualidades mucho más potenciadas que en ellos mismos acerca de la caza, la habilidad, la fuerza y resistencia del lobo. Si necesitaban alguna de dichas cualidades, se ponían bajo la protección del espíritu animal. También si alguna tribu poseía una característica especial tales como la astucia o la ferocidad, sus vecinos solían llamarla según el animal que simbolizada su carácter. Después del transcurso de unas cuantas generaciones los miembros de una tribu considerarían al animal cuyas cualidades se suponía que poseyeran como sus propios antepasados y creerían que todos los miembros de su especie tenían unas relaciones de sangre. 




Los lobos y la mayoría de los grupos humanos tienen un líder encargado de tomar las decisiones y algunas formas de jerarquía de dominio u orden de rango. Tanto los niños como los lobeznos disfrutan de mucha libertad y son tratados generalmente con indulgencia por sus mayores. Las dos especies comparten el alimento y ejecutan muchos rituales de control dentro del bando; otros ritos poseen la función de mantener unido al grupo y de establecer, conservar y reforzar las alianzas y lazos de parentesco.

Tanto en las manadas de lobos como en las tribus humanas existe el comportamiento de xenofobia, es decir, el rechazo hacia los extraños, e incluso el ataque de un grupo a individuos no familiares. Dentro de la manada o tribu son los rituales los que permiten regular las distancias sociales entre todos sus miembros. Los rituales cohesionantes o ceremonias incluyen cantos comunales, expresiones de sumisión en grupo y comportamiento de deferencia hacia el líder, a lo que éste puede responder haciendo ostentación de su status. La individualidad sumerge en el grupo y éste reacciona como un único organismo social con una “mente colectiva”. En los lobos, el aullido y las expresiones de saludo o sumisión activa con movimientos de cola y lameteos en la cara que se producen especialmente antes de que la manada salga de caza tienen el mismo significado que las elaboradas danzas tribales que ejecutan los pueblos cazadores recolectores antes de que una partida realice la actividad cinegética. Ambos rituales disponen a todo el grupo a funcionar como una unidad muy eficiente bajo la dirección del líder.



El Águila

 
El maestro Felix Rodríguez de la fuente con un águila

La pluma de águila simboliza el Uno, que es como un padre; pero representa, también, los pensamientos de los hombres, que deben elevarse hacia las alturas como hacen las águilas.


El Águila Moteada —Wambali Galeshka— vuela más alto que todas las demás criaturas y ve todas las cosas, y por esto es considerada como la función reveladora de Wakan-Tanka (El Gran Espíritu). Es un ave solar, sus plumas son parecidas a los rayos del sol; cuando un indio lleva una de estas plumas —no importa cómo, incluso, simplemente en la mano—, aquélla representa, o más bien «es» la «Presencia Real». El indio que lleva el tocado hecho de plumas de águila se convierte «realmente» en el águila, es decir, se identifica en principio —o virtualmente— con el resplandor de Wakan-Tanka. El Aguila Moteada corresponde a lo que la doctrina hindú denomina Buddhi: el Intelecto, que es el principio informal y trascendente de toda manifestación. Buddhi es definido a menudo como el rayo que emana directamente de Atmâ, el Sol espiritual. Todo esto permitirá comprender lo que significa el canto —con tanta frecuencia mal interpretado— de la «Danza de los Espíritus» (Ghost Dance): Wambali Galeshka wanyan nihi youwe: «El Aguila Moteada viene para llevarme al león.» (La Pipa Sagrada. Ritos Sioux). Con un hueso de águila se fabricaba un silbato usado en las ceremonias sagradas.



Eagle bone whistle/silbato de hueso de águilo de los nativos norteamericanos.

Uno de los mitos del pueblo hopi habla de su migración por todo el continente americano después de la salida al cuarto mundo:

El águila, por supuesto, dio permiso a los seres humanos para ocupar la tierra. Dijo: -Ahora que han pasado ambas pruebas, pueden utilizar mi pluma siempre que quieran hablar con nuestro Padre Sol, el Creador. Le llevaré su mensaje porque soy el conquistador del aire y el amo de las alturas. Soy el único que domina el poder del espacio de arriba, pues represento la elevación del espíritu y puedo llevar sus oraciones al Creador. Desde entonces los seres humanos utilizan las plumas del águila, o páhos, para la oración. (El libro de los hopis. Waters Frank)

miércoles, 24 de junio de 2015

Animales sagrados de los pueblos nativos de norteamerica: el bisonte y el coyote (parte 1)






Parte 1



"Es en las grandes aglomeraciones humanas donde el hombre empieza a padecer por primera vez la consecuencia de haber roto el Sagrado Pacto que le une a la Naturaleza. La domesticación de los animales y las plantas trajo la autodomesticación del hombre que modifica tremendamente sus pautas básicas de conducta" Félix Rodríguez de la Fuente.



"Los cuatro senderos de los cuatro Poderes son vuestros parientes cercanos. La aurora y el sol del día son vuestros parientes. El lucero del alba y todas las estrellas de los cielos sagrados son vuestros parientes. Acordaos siempre de esto". Alce Negro (Black Elk).




Nuestros ancestros siempre habían convivido en conjunción pacífica con la Naturaleza. Ellos no veían a los bosques, ni a los ríos ni al mar como algo ajeno a lo que hay que explotar al máximo y sacar provecho como lo hace nuestra decadente civilización moderna. Estaban plenamente integrados en su medio. Los habitantes de aquel mundo respetaban a cada ser vivo pues sabían que del uso responsable de cada recurso dependía todo el equilibrio de la vida. Y, sobre todo, supieron ver en los animales con los que compartían su medio, a seres mucho más antiguos y adaptados que los humanos. Y a través de su paciente observación descubrieron muchos secretos de los animales salvajes: su instinto de supervivencia, de colaboración, de no comer más de lo que necesitaran, de sólo matar para comer, su agilidad, su astucia... Cada cualidad fue atentamente guardada en la mente de aquellas gentes y tratando de aplicarlas en sí mismos para así poder guardar el perfecto pero frágil equilibrio de la Vida y la Armonía, leyes estas que les permitirían sobrevivir y hacer a su pueblo más próspero. Veamos a continuación algunos de los animales más revenciados por las culturas nativas de los pueblos de América.







El bisonte (Bison bison)










Este imponente bóvido habitaba antiguamente en gran parte de Norteamérica, exceptuando las zonas del Ártico y costa oeste. Hoy en día, aunque sus poblaciones crecen, sólo se le puede encontrar en reservas naturales o privadas. Con la llegada de los colonos a América y el paso implacable de la civilización con sus nuevas maquinarias y mentalidad destructiva y acaparadora diezmaron al bisonte hasta casi su extinción.



Además de la importante fuente de proteínas que este gran ser proporcionaba al indio, el cuero para sus viviendas, vestimentas y utensilios, en torno a estos bóvidos giraba una importante y sagrada cultura de unión y permanencia de muchos pueblos. El bisonte simboliza al espíritu que se entrega por completo.

Entre las historias más importantes de los Siouxs se cuenta que fue un bisonte blanco en forma de mujer quien proporcionó a su pueblo el rito de la Pipa Sagrada.

El espíritu valioso de este ser le proporciona al bisonte ser el símbolo de las cuatro edades o ciclos por los que debe pasar el mundo entre el nacimiento de uno nuevo y la destrucción del viejo. Cada pata del bisonte representa un nuevo ciclo, a medida que el animal va escondiendo una pata, se aproxima una era de más oscuridad trayendo consigo un alejamiento de la espiritualidad.

28 son las costillas que tiene el bisonte, 28 las ramas con las que los siouxs harán la estructura del recinto para la cabaña de la Danza del Sol.

En el aspecto más terrenal, los nativos supieron ver la vida social que llevan estos bóvidos entre ellos. Las jerarquías que establecen entre las manadas, su cooperación como es el caso de cada nueva cría de bisonte que llega al mundo que despierta la curiosidad de sus demás congéneres tanto de hembras como de machos quienes cuidan con solicitud a las crías aunque sean de otras hembras. Su vida nómada y social donde todo funciona como una unidad grupal como eran los antiguos pueblos de las praderas.



"Para triunfar el hombre debe gobernarse no por sus inclinaciones, sino por la comprensión del comportamiento animal..." Proverbio sioux.





El coyote (Canis latrans)










De tamaño intermedio entre un zorro y un lobo, en el coyote se combinan muchas de las características de ambos, uniendo a la astucia del primero y gran parte de la capacidad predadora del segundo. Los coyotes cazan en grupo, así dan caza a gran número de liebres, puerco espines captura esta bastante curiosa ya que una pareja de coyotes suele simular un ataque de cada lado a su presa hasta que el puerco espín cede, cansado y pueden atacarle en su única parte vulnerable, el vientre.



Astuto y siempre alerta, sigue a los tejones, que con sus uñas fuerte escarban la tierra haciendo salir animales de las madrigueras, también sigue a los rebaños de vacas que con su paso hacen huir conejos y liebres y hasta las máquinas agrícolas que espantan multitud de roedores que luego son seguidos por este cánido oportunista. Además son excelentes nadadores y no dudan en meterse en el agua para alcanzar su comida.



Los lazos de unión entre un macho y una hembra son muy fuertes y duraderos, permaneciendo juntos durante muchos años, cazando juntos y ayudándose mutuamente.






Según cuenta una leyenda de los indios Crow, existe un personaje basado en este cánido llamado Coyote Hombre Anciano, un ser legendario y clave en el desarrollo de la vida de los hombres del Mundo Medio. Un héroe descendido de los cielos y enviado para organizar, aunque fuera torpemente, la vida de los pieles roja.






Coyote había alcanzado el sobrenombre de Hombre Anciano después de vivir una larga vida azarosa y sin control alguno, yendo de un lado para otro sin freno por la vida. Siempre fue considerado como un héroe y una figura cómica y ridícula. "Creó el mundo tal como lo conoció y fue reverenciado, por tanto, como un creador y un transformador, pero también se le consideraba como un embaucador astuto y un tonto glotón. A veces se le echaba la culpa a su estupidez, avaricia, curiosidad y falta de previsión por las dificultades de los hombres, como la caza, los partos, el invierno y la muerte."



Coyote, en su juventud, fue un embaucador y un creador; era el hermano menor del más responsable Lobo. El Creador lo envió a la Tierra para que preparase el lugar en el que tenía que vivir y desarrollarse el hombre, cuya llegada al Mundo Medio era inminente. "Aunque limpió la tierra heroicamente de monstruos malos, también cometió inadvertidamente muchos errores que eran a la vez divertidos y trágicos, y ordenó el mundo de formas que no siempre eran las más lógicas y justas."



Coyote, antes de llegar a ser Hombre Anciano en sus aventuras y desventuras más o menos desgraciadas y ridículas murió muchas veces, pero siempre estaba a su lado Zorro para retornarle a la vida, insistiéndole en que cumpliera con sus ineludibles deberes que le habían sido asignados por el Creador.








Las hazañas de Coyote fueron innumerables. Se le contaban numerosas mujeres que desposó según donde se desarrollara su existencia. Entre sus esposas más conocidas se cuenta Topo y Comadreja, y también tuvo otra que era la esposa de Trueno, a quien él se la raptó.

En su juventud Coyote luchó con ahínco y con extrema laboriosidad para poder eludir las malvadas acciones de Anteep, el protervo señor del Mundo Inferior; hazaña de la cual salió triunfante.

De este modo, y tras una larga sarta de aventuras y desventuras, de aciertos, desaciertos y desconciertos, este extraño ser superior, medio astuto y medio lerdo, ridículo y cómico, envejeció lo suficiente para que los hombres, que largamente vivían ya sobre la Tierra, le pudieran nombrar como Coyote Hombre Anciano. (Vidal Benito, Historia Mágica de los Indios Pieles Rojas)



Este mítico ser, logró a fuerza de su astucia y artimañas robarle a Mujer de Corazón Fuerte(poseedora del invierno y el verano los que manipulaba a su antojo y capricho) el saco del verano y distribuirlo por todo su poblado, así nacieron las estaciones bien diferenciadas y distribuidas del invierno y el verano.

jueves, 11 de junio de 2015

El libro de los hopis, Frank Waters

Hermoso e interesantísimo libro de Frank Waters donde podremos conocer la mitología y las leyendas del pueblo de los Hopis.  Pueden descargarlo en: El libro de los Hopis. Frank Waters (hacer click en descargar en la ventana que aparecerá) 

Si surge algún problema para acceder a la descarga indico en comentarios la web y la forma de descargar el libro.



RESEÑA:
En este volumen se presenta un recuento de la mitología, la historia y los rituales del pueblo hopi, una de las comunidades indígenas más importantes de Estados Unidos. Se pretende rescatar una tradición oral y ayudar de alguna manera a resolver los problemas actuales que tienen para solventar su identidad ante la administr ación autónoma local y los conflictos surgidos por el voraz crecimiento tecnológico y social. El pueblo hopi es uno de los grupos indígenas más antiguos de los Estados Unidos. Actualmente están radicados en la parte desértica de Arizona, Nuevo México, Colorado y Utah. En El libro de los hopis, Frank Waters recopila los mitos y la historia hopi, tal como la recuerdan los ancianos de este pueblo. Esta labor de reordenar la información proveniente de esta comunidad es tan importante para los hopis como lo es la Biblia para otros pueblos, ya que, además de explicar el significado religioso de las ceremonias en él descritas, muestra la inalterable cosmovisión de este grupo humano a través de su historia. En el presente libro, Frank Waters refiere cronológicamente la creación del universo, las constantes migraciones tribales por el continente antes de llegar a Oraibi, el centro de su patria, el asentamiento en este lugar y la celebración y significado de estos ritos aún vigentes. Por último, los hopis describen su historia a partir de la llegada del hombre blanco a sus tierras.

http://ebiblioteca.org/descargar.php?x=1597043911&cual=96627&sec=1434033487763

lunes, 8 de junio de 2015

Los poderes ocultos de la música. Revista año cero.

Excelente artículo de la de revista año cero Ir al artículo los poderes ocultos de la música de la revista año cero


Esta información es muy necesaria. Gracias Año Cero!!


Conecta con los dioses, regalo de los ángeles, elemento de control mental o para la curación… Los poderes ocultos de la música y sus orígenes son objeto de gran debate hoy día. Veamos…
Que la música tiene diversos fines y aplicaciones es obvio. Nos acompaña cuando entramos en el supermercado, en bares, grandes almacenes… La psicología conductista encontró en ella un filón para impulsarnos a la compra, o al trabajo. Pero no siempre fue así; las tradiciones de muchas culturas remiten al origen divino de las armonías musicales.

Entre las tradiciones ocultistas del medievo se tenía la certeza de que, en tiempos remotos, la humanidad conocía secretos mágicos acerca de las propiedades de la música. Así es como, según el árabe Masudi y el norteamericano Edgar Cayce, fueron construidas las pirámides y cómo los druidas ingleses consiguieron colocar esas enormes piedras en lugares sagrados como Stonehenge o Avebury. La teósofa Madame P. Blavatsky llegó a afirmar, retomando los saberes herméticos, que “se puede emitir un sonido de tal naturaleza que levante en el aire la pirámide de Keops”. Este tipo de “estrafalarias” afirmaciones, ahora recuperadas, fueron aceptadas comúnmente en la antigüedad.

Es conocida la importancia que los hindúes dieron al sonido “OM”, como origen y final de todas las cosas. Seguidores del yoga y de prácticas espirituales nacidas de la India, utilizan la vibración como método de armonización interior y sanación. Pero también nuestra propia tradición acoge referencias de este tipo.

En la Biblia se cita un escalofriante uso de la música cuando Josué describe la destrucción de las murallas de Jericó: “Y al séptimo día, tomen los sacerdotes siete trompetas de las que sirven para el jubileo, y vayan delante del Arca del Testamento, y en esta forma daréis siete vueltas a la ciudad, tocando los sacerdotes sus trompetas: y cuando se oiga sus sonido más continuado y después más cortado, e hiriere vuestros oídos, todo el pueblo gritará a una con grandísima algazara, y caerán hasta los cimientos los muros de la ciudad por todas partes, y cada uno entrará por la que tuviere delante”.

(Hacer Click abajo para seguir leyendo)