Somos artesanos de la Flauta Nativa Americana
Más información nos pueden escribir a nuestro E-mail mysticaldream@hotmail.es o llamar al teléfono 629189982



martes, 7 de junio de 2016

Elegir flauta nativa: Probar y evaluar una flauta nativa americana

Qué debemos saber a la hora de comprar una flauta nativa americana. Elegir una flauta nativa americana.


A la hora de adquirir una flauta nativa americana se ha de tener cuidado. Si la persona nunca ha tocado el instrumento, si lo escuchó y quedó encantado -esto es algo que ocurre con frecuencia con la flauta nativa-, se corre el peligro de elegir un mal instrumento. Esto se debe por una parte al desconocimiento de la persona y en gran parte por la falta de información suministrada por el vendedor o constructor de flautas.
Por tanto uno de los primeros consejos a las personas interesadas en adquirir una flauta nativa americana es que se han de informar acerca del instrumento que desean adquirir.
Es esencial saber con seguridad la tonalidad de la flauta nativa y con que maderas fue construida. 
El propósito de este post es aportar ayuda a aquellas personas que quieren comprar una flauta nativa americana y desconocen aquellas partes esenciales en la flauta nativa y que son determinantes en la calidad sonora. 
Esperamos alumbrar un poco por el bien de las personas que se acercan a tan hermoso instrumento musical.






Un amigo nos preguntó: ¿Cómo puedo saber si una flauta nativa americana está bien construida? 

Bien, imaginemos que tenemos una flauta nativa americana. El exterior es lo primero que vemos. La madera, el brillo, los colores, el diseño. 

Pero aconsejamos ir más allá, antes de tocar deberíamos:

- observar los agujeros: cómo han sido trabajados. Que haya limpieza y estén equilibrados. Cualquier signo de falta de cuidado puede ser sinónimo de una mala afinación. Normalmente cuando vemos flautas nativas americanas con los agujeros "feos" y mal trabajados, es debido a que el constructor los hizo con rapidez. Ya veremos como la prisa y las ganas de vender son bien redundantes en esto!! Errores en los agujeros es posible que afecten a la entonación de la flauta.

-Quitar el tótem de la flauta: examinar toda la zona donde se encuentran el agujero de la primera camara (Slow air Chamber Hole) y el agujero donde se haya el bisel de la segunda cámara (True sound hole and fipple), así mismo observaremos si el canal está tallado en el cuerpo de la flauta o en la base del tótem.  Toda esta zona es el alma de la flauta nativa americana y cualquier desperfecto, falta de precisión dará como resultado un sonido pobre, con perdidas de aire o  con demasiada presión. 
La limpieza en el trabajo de esta zona, del canal, de los bordes ha de ser muy cuidada. Si el constructor trabaja con prisa lo más probable es que haya problemas en esta zona. ¿Por qué? 
Antes de realizar los agujeros a una flauta nativa americana se ha de trabajar el canal y toda la zona a conciencia, tocando la flauta y retocando -cada flauta es distinta- hasta encontrar un equilibrio en la nota fundamental. Luego se procede a realizar los agujeros y después una vez afinados, se vuelve a comprobar toda la zona, retocando hasta dar con el sonido que buscamos. Es en el ajuste y cuidado donde la flauta nativa nos da toda su magia. 
Así que uno de los puntos más importantes es observar toda esta zona, si hay errores, si la forma rectangular de los agujeros son desproporcionadas, mal limadas o con empastes... mi consejo es que no compréis esa flauta. 

-La madera: Esencial es que el constructor o artesano de instrumentos musicales informe detalladamente acerca de los instrumentos que construye y de los materiales que utiliza. Aconsejamos que pregunte acerca de las maderas con la cual está construida la flauta nativa que a usted le interesa.

No hay maderas buenas ni maderas malas en sí, la cuestión es para que serán destinadas. Encontraremos flautas nativas americanas de distintas maderas, blandas, semiduras y duras. Hemos visto flautas nativas americanas construidas con maderas muy blandas como la balsa o la samba que suelen ser vendidas como flautas de iniciación o aprendizaje. Según nuestra experiencia son maderas no aptas para la construcción de instrumentos musicales debido a sus propiedades físicas tales como la dureza y estabilidad. Para la construcción de instrumentos musicales se requiere de maderas de buena calidad y bien secas. Según nuestra experiencia las maderas excesivamente duras dan un sonido muy brillante y las semiduras dan un sonido más rendondo dependiendo el tipo de madera y su estabilidad.



Un ejemplo de algunas maderas aptas para flautas nativas, por supuesto que estén bien secadas y sin desperfectos:  Pueden ser maderas: blandas, semiduras y duras. 

Maderas muy blandas que nosotros bajo nuestra experiencia no recomendamos: balsa y samba.
Maderas blandas: álamo, algunas variedades de coníferas como pino melis, pino abeto y pino de oregón.
Maderas semiduras: nogal, roble, cerezo, peral, arce, variedades de cedro.
maderas duras: bubinga, mongoy, ebano, olivo, pau ferro, mopane, wengue, palo rojo ect...

- Cuidado y mantenimiento de la flauta nativa: cuando adquirimos una flauta nativa americana nueva se ha de tocar por intervalos cortos hasta que la madera se vaya acostumbrando a la humedad de nuestro aliento. Esto lo tendremos que hacer todas las flautas de madera o de bambú, no sólo con las nativas americanas. Si no hacemos el rodaje con cuidado se corre el riesgo que la flauta se quiebre. 
Por lo tanto la información por parte del vendedor y constructor es crucial.
¿Cómo debo mantener el interior de la flauta?
Existen diversos métodos y dependen del artesano. Si el artesano curó al aceite el interior de la flauta -sobre todo la primera cámara- entonces tendrá que explicar al usuario que cuidados tiene que aplicar en la flauta. Nosotros actualmente recomendamos nutrir el interior de la flauta con aceite mineral -se conoce como aceite de vaselina- no es tóxico y lo encontraremos facilmente en farmacias o centros especializados. 
No es recomendable tocar la flauta nativa americana mucho tiempo, por ejemplo media hora sin parar. Lo ideal es tocar en intervalos cortos y dejar secar el exceso de humedad que se condensa en la primera cámara. Se puede sacudir con cuidado la flauta y sobre todo dejar secar sin el tótem.


-prueba de sonido: llegados aquí es hora de tocar la flauta. Comprobar como suena cada nota, su potencia, sus matices... el sonido puede ser dulce, evocador, alegre y con potencia. Suave y discreto pero profundo. Aquí solo dependeremos de nuestro oído e intuición. Si la flauta está bien construida tendrá un carácter propio. 
Hay flautas que tienen un sonido más "ancestral" y flautas con un sonido nítido. Cada flauta nativa aunque sean de la misma afinación e incluso del mismo artesano pueden ser distintas.

-Diseño del tótem: es una de las partes más bonitas de la flauta nativa pero su función no es solamente decorativa. Si su diseño resulta inclinado hacia delante tapará el flujo de aire del bisel lo cual ahogará el sonido. 


Esperamos que estos pequeños consejos sirvan a aquel que quiera adquirir una flauta nativa americana, y sobre todo que sirva de ayuda al enriquecimiento de tan hermoso instrumento musical.

2 comentarios:

Unknown dijo...

Gracias por enseñarnos. Es una información muy amplia y detallada. Gran trabajo

Tras la senda de los ancestros dijo...

De nada!! Nos alegra de que la información te sirva de ayuda!! Cuídate mucho y gracias!!