Somos artesanos de la Flauta Nativa Americana
Más información nos pueden escribir a nuestro E-mail mysticaldream@hotmail.es o llamar al teléfono 629189982



jueves, 12 de septiembre de 2013

Flauta nativa americana de rama caída de pino. Sol. La 432hz.

Os mostramos la última flauta nativa americana que hemos construido usando una rama caída de pino encontrada en Madrid concretamente en los hermosos pinares de la casa de campo.

Lugar donde se encontró la rama de pino. Casa de campo, Madrid.


Abierta a golpe de serrucho ya que hasta ahora por experiencia propia ninguna rama de pino piñonero (pinus pinea) se quiebra en dos mitades utilizando la técnica del cuchillo, ya que al tener muchos nudos se hace imposible. La hemos cortado a golpe de serrucho, manualmente y al ser madera blanda y estar bien curada no hubieron problemas.
La talla a gubia fue fácil y grata. Una flauta sobría y hermosa que conserva las marcas del cuchillo de talla y restos de la corteza.




Medidas

Longitud: 41,5 cm
Largo del SAC: 11,5 cm
Largo del tone chamber o resonating chamber: 38 cm aprox.
Tone holes: 4 a 3.5cm
Totem o pájaro: tallado en pino con larga chimenea.


afinada en Sol partiendo del La 432hz.





El totem se puede colocar de dos formas: del lado de la chimenea si se quiere un sonido más rústico y más protegido del viento o del lado liso para un sonido más pulido.

Experiencia:

Para mi tallar una flauta a partir de una rama caída recogida en un bosque tan querido como el de la casa de campo de Madrid tiene un significado muy profundo.
Nunca había probado las ramas de pino (pinus picea), en el periodo de poda pude recoger un buen fardo de ramas que secaron rápido y sin ningún percance.
La talla fue muy grata. Madera blanda y de un exquisito aroma cuya sonoridad es dulce y muy bonita.

En el aspecto final no quise intervenir demasiado, tallada a cuchillo y un poco de lija fina para suavizar, incluso no oculté las marcas que los insectos dejaron en la rama.

Buscamos un sonido rústico y no pulido sin interferencias de aire como se acostumbra hoy día. Lo conseguimos tallando un totem con una chimenea larga. El totem se puede fijar de dos modos, el modo sin chimenea da un tono pulido y ligeramente más agudo; pero su tono rasgado y rustico es lo que valoramos de esta flauta.

Inmensamente agradecidos a los pinos y al gran bosque situado en Madrid, la casa de campo.

No hay comentarios: