Nos dedicamos a la construcción artesanal de la flauta nativa americana. No construimos las flautas en serie.
Pueden ver las flautas nativas que actualmente están en venta haciendo click en:

Nos pueden escribir al correo: mysticaldream@hotmail.es


viernes, 13 de febrero de 2015

Reparación de una flauta nativa americana de roble I

Un proyecto que nos servirá para analizar nuestro trabajo, perfeccionar nuestras técnicas y a aprender de los errores.

Introducción:
Tallamos una flauta en madera de roble proveniente de unos marcos de puerta que encontramos en un cubo de desperdicios de obra, presuponemos por el estado de la madera que tendrá sus buenos años ya que la madera está muy seca. El veteado es hermoso.
Lo que nos sucedió fue que teniendo terminada la flauta recibió humedad y se abombó -debido a la sequedad de la fibra de la madera- produciendose una desencoladura en el lateral. Con cuidado despegamos las dos mitades y procedimos a nutrir la madera con aceite de lino rebajado con esencia de trementina.

Nuestro propósito es reparar esta hermosa flauta y examinarla por dentro.






Examen:

El grosor de la flauta se mantiene en toda la extensión de la segunda cámara o resonating chamber, esto es importante ya que la flauta no fue pasada por torno sino totalmente a mano usando brastrén, cuchillas y lijas. La importancia de mantener un grosor adecuado en las paredes de la flauta nativa americana es esencial ya que afectará al tono. En una madera semidura como es el roble un excesivo grosor, amen de que hará la flauta excesivamente pesada, afectará en el volumen final siendo opaco. Es importante mantener un diámetro que ronde entre 5-6mm,
Los agujeros están bien proporcionados quedando el sexto de un diámetro menor, esto es debido a que este agujero tiende a ser afectado por la presión del aire que se acumula en el SAC. Es el agujero más delicado ya que un error aquí se notará mucho a la hora de tocar. Bajarlo más para que mantenga un diámetro similar a los demás agujeros es algo que se puede hacer pero a mi me gusta que los agujeros en las flautas nativas americanas estén a una misma distancia.


Cuando la madera está seca la fibra está "muerta" como bien me aconsejo un buen amigo del blog, porque ha perdido a lo largo del tiempo los aceites esenciales que la propia madera tiene. La fibra entonces actúa como una esponja y se abomba dando lugar al desencolado o peor aun la griega. Esto pasa mucho con la caña de bambú mal estacionada o sin tratar.
Solución: hidratar la madera con aceites para restaurar su elasticidad y aguante frente a la humedad.
utilicé  aceite de lino rebajado en esencia de trementina, varias capas alternando entre días para permitir que la madera se curara, así la dejaremos 2 semanas, dandole de vez en cuando una capa fina más de aceite.

En la siguiente parte mostraremos como pulimos el interior de la flauta para darle una nueva capa de protector y encolarla.




No hay comentarios: