Somos artesanos de la Flauta Nativa Americana
Más información nos pueden escribir a nuestro E-mail mysticaldream@hotmail.es o llamar al teléfono 629189982



viernes, 6 de enero de 2012

Los cazadores primitivos: el desagravio y el respeto. Palabras de Félix R. de la Fuente


"El hombre debe amar y respetar la Tierra
            como ama y respeta a su propia madre"
Félix Rodriguez de la Fuente

 Félix con un niño Waika
               

Félix Rodriguez de la Fuente nos habla sobre los actos de desagravio al animal muerto por los cazadores primitivos en comparación a la actual depredación degenerada en todos los sentidos. Nuestros ancestros tenian un profundo respeto por la Tierra - con el conocimiento de que es un ser vivo conciente- y sus criaturas. Como verdaderos y auténticos cazadores que no mataban más de lo que necesitaban para comer, vieron con horror la aparición de  la cultura del extermino y la autodestrucción...



Aqui os ponemos una grabación de audio del programa radiofónico La Aventura de la Vida, donde el mismo Félix nos cuenta más sobre este tema. Apasionante, conmovedor como sólo su voz nos lo podía narrar...

La Aventura de la Vida-Monólogo para un elefante muerto

En este otro audio Félix continúa hablándonos de los cazadores primitivos, los actos de desagravio, sin olvidar la historia de la tragedia de los bisontes y los pieles rojas.

 
La Aventura de la Vida- El poderoso cazador cuaternario




 



"Y tan grande era su amor (...) que la mitología está llena de actos de desagravio al animal cazado. Cuando un esquimal mata una foca, antes de introducirla al campamento, una mujer vierte agua dulce en su boca "porque la hermana foca vive en el agua salada y pasa mucha sed". Mediante este desagravio, el esquimal pide al Padre de todas las focas que perdone al cazador por haberle robado una de sus hijas.

Félix admiraba en el sentido profundo de la palabra, a los cazadores primitivos de hace diez mil años  y de sus descendientes, los aborigenes.


"El respeto por la vida animal era tan grande -pensemos en todas las atrocidades que cometemos: desde permitir matanzas masivas  de focas sólo por obtener la piel, que es arrancada en caliente con el animal vivo, a nuestros mataderos para comernos un bistec- y común en todos los pueblos cazadores primitivos,que los pieles rojas americanos despreciaban y odiaban a los conquistadores del oeste porque mataban más bisontes de los que podían comer" 

"El cazador pigmeo cree que cuando mata un elefante se apodera de su espíritu. Debe por consiguiente devolver el espíritu del elefante muerto a la selva. ¿Cómo? Sufriendo por el elefante, para apaciguar y desagraviar a Komba".

"La cultura de los cazadores superiores fue barrida por una poderosa ola, al parecer... (hacer click  abajo en leer más)


procedente de oriente, cuya característica era la modificación de la naturaleza en provecho del hombre. Esta corriente cultural empezaría por arrancar al animal salvaje  de sus costumbres ancestrales, transformarlo de salvaje e inaccesible, en dócil y doméstico y acabando por imponer el látigo y la cadena. En plena orgía de domesticación el hombre domesticó al propio hombre. 



El cazador libre de las llanuras y los bosques infinitos, llamado bárbaro. fue capturado y esclavizado"

"El proceso de domesticación se extendió al reino vegetal y ahora era necesario defender la viña, el huerto, pero el monte se podía talar o quemar porque no tenía dueño y era aparentemente inagotable. El animal salvaje sólo podía ser objeto de indiferencia o de persecusión indiscriminada. 
Las antiguas leyes y tabúes de los cazadores se olvidaron" 

"Un profundo abismo separó lo salvaje de lo doméstico: lo libre de lo que tenía dueño. El hombre dejó de depender de la naturaleza de una manera directa, ya no había asociaciones de beneficio mutuo sino dominantes y dominados.

Los mitos cósmicos protagonizados por estrellas y por animales, dieron paso a las leyendas antropocéntricas. 

El hombre rompió el cordón umbilical que le unia a la madre Naturaleza"



 "(...) Cuando el hombre se separó de la naturaleza llegó a verse a sí mismo como un recién llegado. Como un extranjero incapaz de comprender a los viejos pobladores de la madre Tierra. Las leyendas sobre animales alcanzaron exageraciones muy propias del sentido caricaturista histórico. Hasta nuestros días prevalecen leyendas que jamás podrían tener conexión con la realidad"



Estábamos en la civilización, habíamos vuelto a Europa, concretamente a España, a Madrid. Los recuerdos de la selva, los recuerdos de la vida en libertad quedaban muy lejos. Estábamos entre la gente. ¡Estábamos entre la civilización floreciente, progresista, orgullosa! Estábamos en la contaminación, en el cansancio, en la degradación...








Cazadores primitivos, matadores modernos

"(...) Retratarse con la bota en la cabeza de un león no pone de manifiesto un acto heroico o deportivo, sino una simple inclinación al uso de las armas y la matanza. Está muy lejos de conquistar con sus abatidas piezas un certificado de audacia o de heroísmo, porque las grandes compañias de caza venden la mayor parte de sus licencias a obesos financieros, a señoritas y señoras tentadas por discutibles aventuras, cuyas capacidades físicas no les permiten conquistar la más modesta pieza"
"Los ilustres señores que discuten por una perdiz, el mozalbete que destripa pajarillos con una escopeta de aire comprimido, el "deportista" que dispara desde su coche con un rifle de veintidós,están separados de los cazadores superiores por un abismo"




Conclusión


Cuando observamos la típica fotografía del matador moderno exhibiendo la pieza muerta mientras sonrie y se jacta de su heroicidad nos llega de un plumazo una imagen clara del estado actual de la sociedad del hombre. Una sociedad brutal y asesina, donde la lucha por la vida ya no se entiende como tal, sino lcomo una lucha por el poder egocéntrico que lo aisla de los otros seres. El hombre es la única especie que mata a placer, lo cual no es natural y al no ser natural es algo que está en total desarmonía. La naturaleza jamás permitirá la desarmonía que existe en la vida. Actualmente estamos viendo que si el hombre tomado como una especie más no se replantea su actitud está al borde del colapso. Esto ya lo sabían las antiguas culturas, testimonios que presagian la inminente catástrofe como especie en este planeta los encontramos por doquier. Muchas especies han sido exterminadas y otras cuentan con muy pocos ejemplares, estos últimos son nuestros hermanos y nos acompañarán hasta el último momento.

Gorrión, una especie que se adaptó a vivir en la urbe gris y que nos observa sin juzgarnos como testigo tranquilo de un predecible final

No hay comentarios: